Precio viviendas de Protección oficial Vs precio viviendas Libres

Nuria Pérez | Barcelona

Desde que empezara la crisis allá por el año 2007 los precios de la vivienda libre, que es aquella a la que cualquiera con el dinero suficiente para adquirirla puede acceder, han ido registrando descensos año tras año del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013.

Tanto se ha depreciado la vivienda libre durante la crisis, que ahora mismo su valor dista muy poco del de la vivienda pública, también denominada Vivienda de Protección Oficial (VPO). Concretamente la diferencia de precios entre estos dos tipos de vivienda mantiene una relación actual de dos tercios más barata la vivienda oficial que la libre, según datos publicados por el Ministerio de Fomento.

Fuente: Consejo General del  Notariado

Justo antes de que comenzará la crisis (2007), en el momento más álgido de la economía española, el precio de la vivienda libre por metro cuadrado era de 2.085,5€, el doble del precio por metro cuadrado de la vivienda protegida (1.070,9€). Seis años más tarde, al cierre del año 2013, esta diferencia se traduce en 364€ y eso que el módulo de la vivienda de protección oficial se ha congelado en los últimos ejercicios.

Llegados a este punto, el hecho de poder acceder a una vivienda protegida carece de sentido para el comprador, ya que las ayudas públicas para facilitar el acceso han quedado para el recuerdo, así como las ayudas que recibía el promotor al cargo de la construcción. A todo esto hay que añadir algo que perjudica a la comercialización de la vivienda, ya sea protegida o libre, y es que el Gobierno incluyó en la Ley de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler de Vivienda, de junio de 2013 la supresión de ayudas para los préstamos hipotecarios.

Con este panorama tan oscuro para dar salida a la vivienda y concretamente centrándose en la VPO, el Gobierno permitió a los promotores en abril del 2013 descalificar las viviendas protegidas  sin salida, para poder comerciarlas en alquiler.

La nota positiva es que ya no habrá que lamentarse demasiado por no resultar elegido en los sorteos que adjudican las Viviendas de Protección Oficial, ya que la distancia en precio que las separa de las viviendas libres no es tan grande, y estas no están sujetas a restricciones como, por ejemplo, la localización de las mismas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s