Las marcas de coches se baten en la batalla por el consumo

Mario Nespereira | Barcelona

Unas se especializan en el lujo, otras en la potencia, en la fiabilidad, el diseño o el precio. Pero todas buscan fabricar coches que cada vez consuman menos. La “fiebre verde” de las marcas de automóviles marca las pautas de un mercado europeo muy tocado por la crisis y dependiente de las políticas públicas, pero que comienza a despertar de un letargo demasiado duradero. Basta con darse una vuelta por los concesionarios para constatar la frecuencia con la que “eco-“, “BlueDrive” o “Hybrid” aparecen acompañando a los nombres y apellidos de cada coche en venta. Los conductores comienzan a preocuparse por el planeta y las marcas los explotan, probablemente añadiendo algo de márketing a sus iniciativas.

La 'fiebre verde' presiona a los fabricantes | Micochenogasta

La ‘fiebre verde’ presiona a los fabricantes | Micochenogasta

Para el año 2020, Europa ha fijado una cuota máxima (95 gramos) de emisiones de Co2 por kilómetro. Para 2015, la mitad de recorrido ya tendrá que haber sido recorrido, al fijar un límite de 130 gramos de Co2 emitidos a la atmósfera por kilómetro. Aunque algunos países hayan amoldado las exigencias europeas a su antojo, lo cierto es que las marcas dedican buena parte de sus inversiones en I+D+i a diseñar coches menos contaminantes y más eficientes. Aún con todo, el motor de propulsión –el convencional de combustible— seguirá siendo predominante, por encima de los incipientes motores eléctricos. Algunos Estados, con objeto de cumplir los objetivos pautados, establecen medidas fiscales con el fin de estimular la compra de coches nuevos y más eficientes y, de paso, renovar el parque móvil ayudando a una industria que pasa por momentos de apuro. Algunos países eximen del pago del impuesto de circulación a los conductores cuyos coches emitan menos de 120 gramos de Co2 a la atmósfera. En España, contamos con el popular –y parcialmente exitoso— Plan PIVE para coches que superen los 15 años de antigüedad.

Parece que una de las claves de la reducción del consumo se encuentra en el tamaño de los modelos. Los coches utilitarios tienen más fácil cumplir con los requisitos medioambientales por su escaso peso y potencia. No obstante, incluso en el segmento de los superdeportivos y la competición se han hecho avances importantes (como el monoplaza Audi híbrido que participó en las 24 horas de LeMans), aunque más bien como se trate de un lavado de imagen para las marcas.

A continuación, os mostramos el ‘Top 10’ de los coches que menos consumen, elaborado por ElEconomista:

  1. Opel Ampera/Chevrolet Volt (1,2l/100km)
  2. Toyota Prius enchufable (2,1l/100)
  3. Volkswagen Golf BlueMotion (3,2l/100)
  4. Smart FortTwo (3,3/100)
  5. Seat Ibiza 1.2 TDI EcoMotive (3,4 l/100)
  6. Renault Clio 1.5 CDI (3,4l/100)
  7. Peugeot 208 E-HDI (3,4l/100)
  8. Citröen DS5 Hybrid (3,4l/100)
  9. Ford Fiesta TDCI Econetic (3,6l/100)
  10. Toyota Yaris Hybrid (3,6l/100)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s